Casi dos días de enamoramiento, tapeo y solera en Sevilla

By Brida - 02 marzo

"Dijo abril que se vino a soñar con el Guadalquivir, que Sevilla lo vio suspirando por la Catedral.  El abril que traía en su mano el azahar y el jazmín, y a los pies de su novia Giralda se duerme el galán".


Encontramos un papelito con esta frase de José Manuel Soto y dos galletitas en nuestra habitación del Hotel Fontecruz de Sevilla a nuestra llegada.  Y es que "ningún forastero se marchó de Sevilla sin una novela, un poema, una fotografía o un sueño en la maleta".  Sevilla es una ciudad con un encanto inagotable, embriagadora, misteriosa, con una gastronomía que alegra el alma.

Naranjas
Según TripAdvisor, es el tercer destino más popular de España después de Barcelona y Madrid.  Es una ciudad para volver en Semana Santa, en la Feria de Abril, para ver rosas en invierno, disfrutar de sus 300 días de sol, descubrir sus historias y personajes y perderse en "sus calles morunas, tortuosas y estrechas, en las que aún se cree escuchar el extraño crujido en los pasos del muy justiciero".
El Balcón de Fígaro
Don Juan

A más de dos meses de mi visita a Sevilla, busqué inspiración entre el duende y el quejío de canciones flamencas, reviví buenos momentos con Ocho Apellidos Vascos y saboreé las tapas de Antonio Romero viendo las fotos una y otra vez.

Llegamos en tren a eso de las tres y media de la tarde, tomamos un autobús hasta el Barrio de Santa Cruz y buscamos nuestro hotel, que en esta ocasión sería Marriott ya que pagaríamos con puntos.  El Fontecruz Sevilla pertenece a la gama de hoteles Autograph Collection, está ubicado en el corazón de Santa Cruz a 150 metros de La Giralda.  Nuestra habitación era enorme, estaba decorada con un gusto exquisito y objetos de diseño, con carácter ecléctico y a la vez muy clásico con sus techos altos de madera.  

Nuestra habitación en el Fontecruz Sevilla
A diferencia de los otros dos AC donde nos hospedamos en España, que ofrecían desayuno continental de cortesía (tostadas, mermelada, jugo y café o té) y buffet a un precio "preferencial" (unos 25 Euros por persona), el Fontecruz sólo trabaja con modalidad de buffet y nos indicaron que estaba incluido en nuestra tarifa. Estuvo variado, con platos calientes, bollería, charcutería y frutas.

Luego de dejar las cosas, caminamos hasta la Puerta de Jerez donde nos esperaba Daniel con su "chubasquero" amarillo.  Nos gustó tanto el Free Tour de Córdoba, que queríamos algo similar en este viaje.  Así encontramos a los chicos de Sevilla Free Tours

Habíamos reservado el Tour Misterios de Santa Cruz, que incluye un interesante recorrido por el Patio de Banderas adosado a las murallas del Real Alcázar, la Judería con sus sombras y verdades, la Plaza de Doña Elvira, la Calle Vida y Calle Muerte "donde la Susona pasó su vida, amor y traición", el Callejón del Agua, la Plaza de los venerables, la Casa y jardines de Murillo, la enigmática Reja del diablo, la Plaza de Santa Cruz que estaba en restauración, la Plaza Refinadores, la Calle de las Cruces que se remonta al siglo XV y terminamos en un Patio de Santa Cruz.

La Judería
Plaza de Doña Elvira
Calle Vida
Calle de la Muerte
El balcón de la Susona
Pasaje del agua
La reja del diablo
Calle de las Cruces

Nos movimos por los alrededores de La Giralda, la Avenida Constitución estaba repleta de gente y de buena vibra, decidimos comer en la Bodeguita Antonio Romero, uno de los sitios recomendados en la guía "Sevilla, patrimonio gastronómico" disponible en .pdf, en su versión web y como aplicación móvil.  La idea era "tapear", así que pedimos raciones de montaditos de Pringá y Piripi, Sevillano, Rollitos de mero y gambas, las impelables Croquetas, el Champiñón "estilo de la casa" y una Tortillita de camarones.

La Catedral y la Giralda en Navidad

Avenida Constitución en Diciembre

Montadito de Pringá
Champiñones al estilo de la casa
Montadito de Piripi
Tortillita de camarones

Sevillano
Croquetas

Rollito de mero y gambas

Nos tomamos una jarra de sangría que estaba buenísima y de postre pedimos una tarta de Ferrero Rocher.  ¿La cuenta? 39,40 Euros.

Sangría en Bodeguita de Antonio Romero
Tarta de Ferrero Rocher

Al salir de allí caminamos hasta el Tablao Los Gallos, habíamos comprado entradas en línea por 33,50 Euros por persona que incluían el espectáculo y una bebida.  Lo escogimos porque ocupa el puesto #1 de 210 en la categoría de Vida nocturna en Sevilla según TripAdvisor.  Aunque el show estuvo bien montado y contó con la participación de doce artistas (unos más apasionados y con más experiencia que otros), nos prohibieron tomar fotos o grabar vídeos durante el espectáculo, el público era un 80% japonés (no tengo nada en contra de los turistas japoneses, pero no sé hasta qué punto pueden valorar la esencia de un flamenco auténtico) y la sangría que nos sirvieron no tenía buen sabor (mi paladar se volvió exigente luego de probar la sangría de Taberna Luque y la de la Bodeguita Antonio Romero).

La única foto que pudimos tomar en Los Gallos
Después de un merecido descanso y un rico desayuno, aunque para nada madrugador, nos encontramos en Plaza Nueva con Fran, quien sería nuestro guía en el Free Tour Casco histórico.  Aparte de conocer la historia de la ciudad, Fran resultó ser un buen fotógrafo.  Nos contó curiosas anécdotas sobre el Ayuntamiento, la Catedral y Giralda, que es la catedral de estilo gótico más grande del mundo y la tercera iglesia más grande del mundo después de la Basílica de San Pedro en El Vaticano y de la Basílica de Nuestra Señora Aparecida en Brasil; también pasamos por el Archivo de Indias y el Real Alcázar, que es el Palacio Real en uso más antiguo de Europa; la Plaza de toros, la Torre del Oro, el Palacio de San Telmo, la Fábrica de Tabacos y finalizamos en la Plaza de España, construida para la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929.  Esta colosal obra en arquitectura regionalista "tiene una forma semielíptica, que simboliza el abrazo de España y sus antiguas colonias y mira hacia el río Guadalquivir como camino a seguir hacia América".  


Archivo de Indias

La plaza que es mercado

Restos arqueológicos
Torre del Oro

Palacio de San Telmo
Como dato curioso, esta plaza ha servido para el rodaje de varias películas.  Quizás la más famosa, sea su representación del planeta Naboo en la película "Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones" de la saga de La guerra de las galaxias.

Plaza de España
Plaza de España

Plaza de España

Plaza de España

En contra del reloj y luego de tomar fotos memorables en la Plaza de España y entrar gratis a la Torre del Oro (los lunes algunos monumentos y sitios de interés ofrecen entrada libre), corrimos hasta La Giralda y para nuestra mala suerte, habían acortado el horario justo ese día.  Tuvimos que conformarnos con contemplarla desde afuera.

Plaza de España

Vista desde la Torre del Oro

Réplica exacta de El Giraldillo
Vista de La Giralda
Compramos entradas para visitar el Real Alcázar por 9,5 Euros por persona y recorrimos sus hermosos jardines, palacios y los imperdibles Baños de María de Padilla.  Como curiosidadparte de la quinta temporada de la exitosa serie "Games of Thrones" fue rodada en el Alcázar de Sevilla durante Octubre del 2014.

Real Alcázar

Real Alcázar

Real Alcázar

Real Alcázar

Real Alcázar
Baños de María de Padilla
De allí caminamos por la famosa Calle Sierpes hasta Metropol Parasol.  Esta moderna construcción de madera es también llamada las Setas de la Encarnación, ofrece una vista privilegiada de Sevilla desde su mirador por tres euros por persona, incluyendo una consumición en La Sureña, Vía Birra, Ocho Patas y el Quiosco de Plaza Mayor

Metropol Parasol

Metropol Parasol

Vista desde Metropol Parasol
Callejeamos hasta la Plaza del Salvador y comimos en la barra de La Alicantina, un restaurante típico que abrió sus puertas en el año 1922.  Mi antojo era un "arroz del día".  Aunque no tenían, nos ofrecieron un arroz caldoso con carabineros y mientras lo preparaban, pedimos unas tapas de Adobo (frituras de pescado adobado), Pavía de bacalao y Solomillo al whisky.  Tres clásicos sevillanos.  Para tomar, pedimos una jarra de sangría.

Sangría en La Alicantina
Adobos
Pavía de bacalao
Solomillo al whisky
Arroz caldoso con carabineros

La comida estuvo bien y preparada al momento.  La atención normal.  La cuenta estuvo un poco cara (45,30 Euros), aunque tal vez se justifica porque pedimos platos principales y tapas.  A pesar de después leí pésimos comentarios en TripAdvisor, nuestra experiencia no fue mala.  Lo que sí mejoraría sería la limpieza del baño y la atención.

Plaza nueva
Medio "saratacos" caminamos hasta Triana, un barrio con leyendas y costumbres andaluzas, de linaje gitano, donde se dice que nació el flamenco y se inventaron las tapas.  Nos comimos unas tartaletas de frutos rojos en una pastelería francesa y presenciamos la caída del sol sobre el Guadalquivir en el Puente de Triana.

Tartaletas

Atardecer sobre el puente de Triana
Con ganas de quedarnos un día más, volvimos al hotel, buscamos la maleta y tomamos un taxi hasta la estación del tren.

Hasta pronto Sevilla
El tema es que "Sevilla tiene un color especial".

  • Share:

0 comentarios