Chacao Bistró, una exquisita propuesta creativa gourmet en el casco viejo de Chacao

By Brida - 11 mayo

Chacao Bistró estuvo en la lista de sitios que quería conocer hasta el Sábado pasado.  Ese día decidimos desayunar diferente antes de ir de compras al Mercado de Chacao.

Era tal como lo había imaginado, un lugarcito acogedor, en la planta baja de un edificio viejo, con sus mesas de colores y de formas diferentes, una terraza súper fresca y un ambiente interior repleto de detalles, donde resaltan las exposiciones itinerantes de algunos artistas locales como: Alfredo Martínez, Alessandra Ramírez y Nelson Méndez, a la vista un peso viejo de mercado y algunas antigüedades que le dan ese toque vintage que me trasladó en un instante a las callejuelas bohemias de Montmartre, el Soho neoyorquino o el Södermalm en Estocolmo.

La atención fue buena, y en seguida nos trajeron el menú.  Los fines de semana tienen Brunch de 9 am a 2 pm, si quieres reservar, puedes llamar al +582122664855.  

El menú incluye quintetos de tequeños de queso, guayaba y chocolate servidos en un mini carrito de supermercado, empanaditas de yuca servidas con almíbar de papelón, empanaditas de plátano rellenas de pollo y acompañadas de mojo criollo y una ración de mandocas que vienen con quesito de mano.  También tienen la sección "a la carta", con platillos individuales como el chupe de pollo, los huevos estrellados, huevos "buenos días", torre de panquecas, torre de cachapas, tostadas francesas, brochetas de frutas y nuestra selección del día, el Plato Balanza. Con tantas alternativas y cada plato más apetitoso que el otro, escogimos el  Plato Balanza que es una opción a la carta para compartir y trae una variedad de mini arepitas, mini empanadas de yuca, mini empanadas de plátano, una mini torta de queso criollo, guiso de pernil (también puede ser carne, pollo o cerdo), queso, nata y aguacate.  Lo recuerdo y se me hace agua la boca.

Plato Balanza

Estaba divino, lo más retador fue adivinar cuál ingrediente le daba color a las arepitas.  Y resulta que las rojitas eran de remolacha, las verdes de perejil y cilantro, las amarillas de auyama y ajonjolí y las negritas de caraotas.  Muy creativas.

También pedimos jugos naturales de naranja y Emil pidió un segundo jugo de patilla.  Muy frescos.

¿La cuenta? Tres jugos y un Plato Balanza, 688,76 Bs.  10% de servicio incluido.

¿Volvería? Aunque me pareció un poco costoso para un desayuno, el sitio es agradable y quisiera volver en días de semana para probar sus hamburguesitas con pan brioche, la sopa de cebolla o la polvorosa de pollo, ver de qué van las "loncheras ejecutivas" y disfrutar un rico postre en su terraza, abierta hasta las 5 pm.

  • Share:

1 comentarios