Jueves de ceviche con MM

By Brida - 03 noviembre

Soy de las personas que piensa que no hay mejor regalo que una vivencia, así que para celebrar el post-cumpleaños de MM la invité a comer ceviche en el restaurante peruano del C.C. Las Colinas en Los Samanes.


De hecho, pensé en este lugar porque Emil me comentó que vio una foto buenísima en el Instagram de Nathalie y que si ella lo recomendaba, debía ser bueno porque su familia por parte de mamá es peruana.  Así que decidimos ir para allá.

Kenyi está ubicado en el nivel Terraza, donde queda Ciro's y Buraco.  Sinceramente la decoración no tiene nada que ver con el lugar, los muebles tienen impresiones de piel de vaca y están recubiertos con plástico, quizás le bajaría un poco a la luz y al volumen del TV.

Sin embargo, la apariencia no lo es todo.  Así que apostamos por el buen servicio y la calidad de la comida.

Nos atendieron bastante bien, con amabilidad y buen humor.  MM decidió probar el Pisco Sauer y me enteré que uno de los ingredientes de este trago es una clara de huevo batida para darle esa sensación espumosa.  Yo pedí un mojito y no fue mi mejor opción, estaba muy dulce y no me gustó el sabor.  Quizás su fuerte no son los cócteles, de hecho noté que tienen bebidas muy típicas peruanas como el Inka Cola y la chicha morada.  Mala mía no haber pedido otra cosa.

La carta me sorprendió, tienen más de 10 creativos tipos de ceviche (Nikkei, Beach Party, Sex on the beach, Bob Marley, Pacífico, Clásico, Amarelho, Misterioso, El Huachano, Chorillano, Tiradito Blanco Yellow y Tiradito de pulpo al olivo).  También sirven entraditas como ensaladas y chupes y platos principales bien típicos del Perú (Arroz Chaua, Tacu Tacu, Cau Cau, entre otros).

Para probar de todo un poco, pedimos una degustación de ceviche que consta de tres tipos diferentes: el "clásico", con dados de mahi mahi macerados en limón, cilantro, cebolla morada y ají limo; el "amarelho", que según la carta es un clásico de los años 80s y viene bañado en crema de ají amarillo y el "misterioso" donde el clásico se conjuga con los más frescos frutos del mar invocando los sabores más místicos del Perú.  Cada porción venía acompañada de sus canchitas, puré de batata y un tostón.

Ceviche misterioso

Ceviche amarelho

Ceviche clásico
Tomando la recomendación de Nathalie, también pedimos una "Jalea" que rompió mi paradigma de que la jalea sólo es de mango.  Esta "Jalea" es como un chicharrón de mero servido cual parrilla sobre una cama de lechuga, tomates, palitos de yuca frita y en vez de guasacaca, leche de tigre.  Lo curioso es que el "empanizado" es hecho con "chuño" (una especie de papa deshidratada) y no con harina de trigo.  No es para menos por tratarse del país con más de tres mil variedades de papa y récord Guiness por la papa rellena más grande del mundo.

Jalea

Ciertamente la comida estaba rica y con esas dos "entradas" quedamos satisfechas.

Iba con expectativas de probar la torta 4 leches (incluso pregunté si la cuarta leche era "leche de tigre"... afortunadamente era arequipe), pero sólo tenían suspiro limeño.  Así que esta vez pasamos.

¿La cuenta? Más de 1000 Bs por sólo dos entradas, dos bebidas alcohólicas y un agua mineral.  Tal como advirtió Nathalie, el sitio es un poco costoso.  Sin embargo, la compañía de MM, la calidad de la comida y el buen servicio valen más que eso.

  • Share:

0 comentarios