El post cumpleaños de Yanys en Amapola Restaurant

By Brida - 05 octubre

Justamente anoche, leí en Twitter que el laureado chef Carlos García de Alto estaba cenando en Amapola.  Así que amanecí con ganas de contarles mi experiencia en este restaurante de comida venezolana "de inspiración".

Decidimos visitar Amapola para celebrar el post cumpleaños de Yanys, de hecho creo que no nos veíamos desde "El día que conocí a Blanca" en Catar.

Para mi sorpresa, Amapola es vecino de Conos y de Come a Casa.  Queda en la planta baja de un edificio residencial, tiene un espacio más íntimo cerquita de la cocina y otras mesitas en la parte de afuera.  Esa noche, nos sentamos en la terraza.

Había leído que las croquetas de asado negro de Amapola son lo máximo, así que llegué pensando en que pediríamos esa entrada.  Aunque en principio nuestra anfitriona nos dijo que ya no les quedaban croquetas... se conmovieron por nuestra cara de desilusión y luego de consultar en la cocina, nos dijeron que saldría sólo un plato más para nosotros.  Eso me hizo feliz.


Croquetas de asado negro

La carta es cantada, tienen todos los platos anotados en una gran pizarra y el menú impreso es sólo de bebidas.  Tienen más de veinte tragos con nombres creativos y sabores exóticos. Yanys pidió un Papelón Cocuy, Blanca un Lichitini Amapola, yo me fui por un clásico Mojito cubano y Emil inventó con un Cocuy María que tenía tabasco, tomate de árbol, cilantro, menta, limón y cocuy.  Fue el único que quedó descontento con su selección.  Mejor malo conocido, que bueno por conocer.


Tragos

Aparte de las croquetas, pedimos un Trío de tostadas con bombón de morcilla, caraotas y reina pepiada.  No probé el bombón, porque no me gusta la morcilla, la reina pepiada tenía un sabor distinto y las caraotas estaban suavecitas y deliciosas.


Trío de tostadas

Olvidé comentarles que antes de traernos las entradas, nos sirvieron unos pedazos de casabe tostado con guasacaca.  Me pareció mundial la combinación.


Casabe con guasacaca

De platos principales, Blanca ordenó la Polvorosa de pollo, Yanys un Pescado de Choroní, Emil un Pappardelle con Langostinos y yo pedí un Corbullón de robalo con langostinos.
Polvorosa de pollo


Pescado de Choroní


Corbullón de robalo con langostinos
Pappardelle con langostinos
Todo estaba muy fresco y la presentación impecable.  Probé la pasta de Emil y estaba en su punto, cremosa y divina.  Yanys, Blanca y Emil quedaron súper satisfechos con sus platos, el mío no estuvo mal... sólo le hubiese restado una pizca de sal.

Para cantarle cumpleaños a Yanys, pedimos una cheese cake de oreo, tres aguas minerales para pasar lo dulce y Emil pidió una limonada para olvidar el sabor del tabasco.


Cheesecake de Oreo

¿La cuenta? 2.182,58 Bs a mediados de Agosto.  Cuando en Catar a principios de año, habíamos pagado 854,84 Bs por una selección similar de platos y en aquel momento nos pareció costoso.

Finalmente, conocí Amapola y comprobé que su menú "hilvana sabores venezolanos. Está pensado para combinar alta cocina criolla con los recuerdos del paladar, con la memoria gustativa y de familia".

  • Share:

0 comentarios