Para una primera cita, Oceánico Restaurant

By Brida - 22 septiembre

Si me preguntan cómo conocí Oceánico... tendría que contarles que fui el ultimo día de Junio del 2010.

Emil me estaba "cayendo" y yo andaba en otra nota.  De hecho me dijo para comer sushi y yo me fui normalita con mi franela del Hard Rock Café Ocho Ríos bien desgastada y unos zapaticos bajitos.

Cuando nos vimos, me preguntó todo sonriente si iríamos a cenar esa noche (él andaba en chaqueta y todo)...  En ese momento pensé que sería mejor si me cambiaba la ropa al salir de la oficina y así quedamos.  Igual... iba a comer sushi con un amigo.

Para mi sorpresa, la cita era en Oceánico.  Un restaurante súper romántico ubicado en el Centro Comercial Mirador en Lomas de San Román.

Una vista encantadora de la ciudad, la luz de una vela iluminando sus ojos de caramelo, una botella de vino inolvidable y un sushi divino.  Una velada perfecta.  Terminando de cenar, comenzó a lloviznar y nos quedamos hablando hasta que en un abrir y cerrar de ojos, comenzó Julio y estábamos allí los dos entendiendo que ya no éramos dos amigos hablando y comiendo sushi, algo había cambiado y aunque sólo fueron palabras... así comenzó nuestra historia.

En fin, Oceánico es un buen sitio para una primera cita.

Luego volvimos en nuestro primer mes juntos y Emil nuevamente se destacó con un corazón de bombones Ferrero Rocher y pétalos de rosas rojas delicadamente arreglados sobre nuestra mesa.

Primer mes en Oceánico

Insisto, el sitio es romántico.

Pero lo que realmente les quería contar, es que hace poco volvimos y notamos cómo los precios han subido increíblemente.  Para variar, no pedimos sushi esta vez.  Emil pidió un Langostino Thai al curry con mango verde y tamarindo acompañados de arroz jazmín que costó (en Julio) 530 Bs.  Yo pedí un Dorado con escargot y ratatouille, aromatizado con aceite de trufas, también acompañado con arroz jazmín por 362 Bs.

Dorado con escargot y ratatouille
Langostino Thai

Nos tomamos un vinito y de postre pedimos un Fondant de chocolate suave y calientito con helado de vainilla que estaba riquísimo como la primera vez, por 95 Bs.  La cuenta salió en casi 2000 Bs (nuevamente, en Julio).

Fondant de chocolate

La atención pudo ser más esmerada, notamos que habían pocos mesoneros y el sitio estaba bastante ocupado.  La comida, deliciosa.

Si te importa más el ambiente y la comida, que el bolsillo... Oceánico es una buena opción para una ocasión especial.

  • Share:

2 comentarios