Un buen día para ir a Mokambo

By Brida - 28 abril

Ese día estábamos indecisos, queríamos comer rico, estábamos por Las Mercedes y decidimos volver a Mokambo (@mokambocafe).

Lo que más me gusta de Mokambo es su ambiente.  Adentro: tipo vintage, ecléctico.  Afuera: una terracita bien fresca.  Me parece muy original el concepto de Caffé - Mercado, venden frutas raras, hortalizas y algunas verduras cerquita de la caja.  También tienen alimentos preparados, como salsas, confituras y mermeladas.

Las dos veces que he ido, siempre he preferido la terraza.

Emil quiso probar el jugo de guayaba y tomate de árbol, ya que hace poquitos días lo había probado en Sabasnieves.  Aunque le pareció más rico el de Sabasnieves (y más barato), pidió tres jugos (sí, Emil es fanático de los jugos naturales).  Yo me fui por uno de fresas.

La carta de Mokambo es bastante breve.  Tiene una sección de Sugerencias, una página llamada Vegetal, una página dedicada al Mar y finalmente una sección dedicada a la Tierra.  Su propuesta de entradas y principales, combina ensaladas, sopitas, pastas, risottos y hamburguesas.


Foto por Brida
Llegando nos sirvieron un pancito demasiado rico, calientico, doradito y con unas aceitunas kalamata riquísimas.


Foto por Brida
Emil se dejó convencer por el mesonero y a pesar de que casi nunca pide pescado, tomó la sugerencia del Lomo de Carite, con tomate provenzal, caviar de berenjenas, hilos de hinojo, rúgula fresca y salsa de cilantro.  Este plato tenía un costo de 265 Bs, era una fusión muy bien pensada de sabores distintos, un plato ligero para el fin de semana.


Yo sin pensarlo dos veces pedí el Risotto de Cebolla Gratinado, con queso pecorino, hilos de espinaca, tomillo y aros de cebollas braseadas en jugo de carne.  Un plato bien aromático, con mucho sabor, súper caliente, aún lo recuerdo y se me hace agua la boca.  Su costo, 183 Bs.  El precio promedio de un principal de su hoja "Tierra".


Foto por Brida


No quisimos pedir postre esta vez, ya que teníamos planes de pasar luego por la Pastelería Danubio y matar el antojo de la famosa torta de guanábana.

¿La cuenta? 616 Bs: dos platos principales, 4 vasos de jugos naturales.  Quizás reduciendo la cantidad de jugos y ordenando platos de las secciones Vegetal y Tierra, se puede conseguir una cuenta más accesible.

¿La decisión de ir por la torta de guanábana? Poco acertada.  No estaba fresca, el bizcocho estaba medio reseco y la crema de guanábana no me pareció nada del otro mundo.  De paso no la venden en porciones individuales, así que tuvimos que comprar la torta grande, pedir que nos picaran dos pedazos para probarla al momento y dejar lo demás para llevar.  Al final, tal vez no fue un buen día para ir a la Danubio.


Foto por Brida

  • Share:

0 comentarios