Un vino inolvidable en El Café del Establo

By Brida - 22 enero

Sólo he ido un par de veces a La Unión.  En esta oportunidad fui en la búsqueda de una comidita criolla caserita para almorzar un domingo tipo 3 pm.

Cuando visité Azahar, vi en la Web que en un sitio llamado El Café del Establo servían un fondue de queso telita y guayanés.  Sólo de pensar en él se me hacía agua la boca.

Así que emprendimos el paseo hacia El Café del Establo (si siguen el mapita, lo encontrarán más fácil: http://elcafedelestablo.com/direccion).  En el camino "descubrimos" un sitio nuevo (al menos para nosotros) llamado "Café con Rosas" con pinta romanticona y repleto de gente.  La verdad estuvimos tentados a detenernos allí... pero, nuestro propósito era conocer El Café del Establo.

Finalmente lo conseguimos (insisto... sigan el mapita subiendo por el CC Paseo El Hatillo) y de entrada nos dijeron "la espera es de 30 minutos".  Con el hambre que teníamos y la sensación de haber llegado... uhmm, decidimos quedarnos.

Tuvimos chance de leer detalladamente el menú y aunque no tomo café (sólo cuando se me antoja un con leche con galletitas María), me gustó que sirvieran cafecito en la puerta para hacer la espera más llevadera (aunque hubiese preferido unas galleticas como las de la mamá de Carlos).

El sitio es normal, las mesas son de plástico y están ubicadas debajo de un gran toldo blanco.  Los mesoneros, todos muchachos jóvenes.  De hecho había un par de cumpleañeros entre los clientes y todos salieron bailando "Danza Kuduro" y cantando cumpleaños.  Me recordó al ambiente de Andrés Carne De Res en Chia, Colombia.

El dato curioso fue encontrarnos al periodista Sergio Novelli comiendo con su familia.  Pensamos "el sitio debe ser bueno".

Nos asignaron mesa y debo comentar que se tardaron un pelo en tomarnos la orden.  Sí, es verdad, el sitio estaba repleto de gente.

Les cuento sobre el menú: tienen desayunos, arepas, cachapas, entradas, sopas, platos fuertes y postres.  Una arepita viuda cuesta 6 Bs y una de Pavo Horneado y Queso Edam (la más cara) cuesta 60 Bs.  Ofrecen Buñuelos (48 Bs) y Bollos Pelones (118 Bs), Cachapas de pabellón (115 Bs), Chupe de Pollo (86 Bs), Ceviche (80 Bs), raciones, Pepitos de lomito (105 Bs), Pizca Andina (72 Bs), Pastas, Carnes, definitivamente su especialidad es la comida criolla.


Foto por Brida
Yo me antojé de un plato mantuano delicioso que probé hace un tiempito en uno de los restaurantes de La Cuadra Gastronómica en Los Palos Grandes.  Nada más y nada menos que La Polvorosa de Pollo (92 Bs).  Según la historia que publica El Café en su menú, esta masita dulce rellena de pollo guisado "es conocida por ser el plato favorito de Simón Bolívar".  Interesante, ¿no?.  Sin embargo pensé: "ya que estoy aquí, por qué no pedir un plato de degustación??" y así fue.. pedí La Degustación Mantuana (185 Bs), que traía Polvorosa de Pollo, Pastel de Chucho, Asado Negro y Bollitos pelones mixtos.  Todo en pequeñas porciones especialmente creadas para quienes visitan El Café por primera vez.  Emil pidió un Lomo de Cerdo al Tamarindo (170 Bs) y de entrada pedimos un Fondue Criollo (102 Bs) acompañado con mini arepitas fritas, cachapitas y bollitos de plátano.
Foto por Brida

Ese día estábamos dadivosos y nos provocó pedir un vinito (realmente se habían acabado los jugos naturales, no había sangría y no queríamos tomar refrescos).  Sin preguntar precio, nos dejamos llevar por la recomendación de la sommelier... ordenamos "el mejor vino del restaurant", un espumante blanco italiano, "romántico" e "inolvidable".  Y así lo fue, uno de los mejores vinos que he degustado en mi vida.  Maravilloso.

Foto por Brida
El Fondue llegó rapidito pero la comida sí se tardó.  Para mi sorpresa cuando llega el plato de degustación no veo la Polvorosa.  En asombro total le pregunto al mesonero y me indicó "¿el muchacho que le tomó la orden no le dijo? la Polvorosa se acabó".  No lo podía creer, sólo pensaba en la Polvorosa y era lo único que quería comer :( y de paso en su lugar, me sirvieron una cachapa seca y opaca.  Me pareció súper injusto y desconsiderado que no me informaran cuando me tomaron la orden.

El plato de Emil estaba exageradamente enorme.  El lomo venía acompañado de puré de papas y según Emil, los hay mejores.  Yo probé un pedacito de carne y me pareció que tenía buen gusto, sólo que no le sentí el sabor a tamarindo.

Foto por Brida
Al final quedamos llenos (y eso que dejamos comida), y cuando vinieron a retirar los platos no vacilé en reclamar de nuevo (dejé la cachapa, sólo quería comer polvorosa).  Me dijeron que en cinco años que tienen abiertos, por primera vez se les terminaba la polvorosa temprano.  Me calmé un poco, pero seguía antojada.

No quedó espacio para el postre, así que desilusionados pedimos la cuenta.  La inolvidable botella de vino costaba 379 Bs.  El total fue de 1019, 92 Bs.  Lo cual me pareció costoso porque días atrás en Favola (con mesas de vidrio y muebles de madera), pagamos el doble incluyendo dos platos más, dos entradas más, una botella más y dos postres.

Tal vez volvería a picar y a tomarme otra botella de vino.  ¿La comida? quizás no fue nuestro día de suerte.

  • Share:

4 comentarios

  1. Gracias por el primer comentario en Octavo Día :D yujuuu

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Passion Coffee!! :) me alegra te guste lo que recomiendo!

      Eliminar