Desayuno dominguero en Azahar

By Brida - 17 diciembre

Motivados por la recomendación de Eduardo sobre el Fondue de queso telita, decidimos desayunar en Azahar (http://www.azahar.com.ve/) ubicado en el Centro Comercial El Mirador de Colinas de San Román.

Llegamos tipo 10 y el sitio tenía una buena ocupación, varias familias grandes desayunando y compartiendo esa vista espectacular, la brisa mañanera súper rica típica de las colinas caraqueñas y el fondo musical no podía ser más apropiado... en Bossa, "Just the way you are" de Billy Joel.

Me encantó que de entrada nos recibieron con un "Muy buenos días" seguido de un "Bienvenidos".      Tuvimos la suerte de escoger nuestra propia mesa y mientras ojeábamos la carta pedimos un par de batidos naturales de melocotón.  Estaban deliciosos.

El menú estaba súper variado, desayuno criollo, americano, light (con "ceviche" de frutas frescas), huevos benedictinos y otras exquisiteces.

Foto por Brida
Decidimos probar el Pita Noruego, con su quesito de bufala súper fresco, rúgula, salmón ahumado, cebollita y alcaparras.  Y por supuesto, el Fondue de queso telita que venía acompañado de arepitas, mini cachapas y unos buñuelitos de plátano que estaban deliciosos.

Foto por Brida
La comida estuvo divina, nos sirvieron a tiempo y las porciones tenían buen tamaño.  El Pita Noruego me encantó, esa maravillosa combinación de queso de bufala y salmón ahumado demasiado rica.  El Fondue también estaba delicioso, quizás lo hubiese servido más caliente ya que la brisa lo enfrió un poco rápido.  La presentación estuvo impecable.

Foto por Brida
Para criticarlo con propiedad (más por gula que por hambre), pedimos una crepe de nutella y crocante de avellanas que resultó una crepe de banana y nutella.  Muy rica.

¿Pequeños grandes detalles? quizás una flor recién cortada le hubiese dado un toque aún más fresco a nuestra mesa, hubiese reemplazado la crema chantilly de la crepe por helado de vainilla.

La cuenta: 392, 95 Bs (3 jugos, 2 platos de desayuno, postre).  Para un presupuesto más ajustado, quizás un par de desayunos y dos juguitos naturales de naranja (más barato que el batido de melocotón) aproximadamente 250 Bs.

¿Razones para volver? La calidad de la comida, la atención, la vista, el ambiente, el tartar de reina pepeada y la curiosidad de usar los calentadores tipo restaurante en Bogotá durante una cena romántica.

  • Share:

0 comentarios